El secreto del éxito

exitoYa hablamos de los miedos, las prioridades y de lo que no nos permite llegar a nuestros objetivos. parece algo repetitivo, pero si realmente queremos llegar a ellos, no podemos hacerlo de otra forma.

Es a través de la acción. Un buen ejemplo de esto es cuando en cualquier empresa vemos la diferencia entre un buen vendedor y otro que a duras penas con suerte llega a sus objetivos. En ningún caso significa que uno tenga mas capacidades que otro. Sino que es la actitud lo que los diferencia.

El buen vendedor no se queda esperando que las cosas ocurran por inercia, sino que desde que empieza la jornada hasta que la termina, busca a sus clientes, los llama, o sale a la calle a buscarlos, y no para hasta no haber alcanzado su objetivo diario. Está en búsqueda constante de oportunidades.

El otro vendedor, se toma su tiempo para leer el diario, desayunar, perder el tiempo planificando tareas que nunca termina de realizar y cuando termina el día, le hecha la culpa a la situación por no haber llegado a su objetivo.

Esto ocurre no solo en cuanto a los resultados de producción laborales, sino que a nivel personal también. Y una cosa lleva a la otra, en el sentido que a medida que obtenemos resultados, mejoramos nuestra autoestima, y tenemos suficientes estímulos y actitudes positivas para continuar haciendo y logrando cosas.

Por lo contrario, la actitud pasiva, lleva a estados de depresión y actitudes muy nocivas.

Tenemos que estar atentos. nadie está ajeno en algún momento de su vida, a caer en la tentación de dejar que las cosas sucedan solas, de creer que no hay nada para hacer. Los resultados finales son los que nos muestran siempre si estamos haciendo bien las cosas o no.

Me paso a mi en algunos momentos de mi vida, y siempre en algún momento pude darme cuenta y hacer el “click” necesario para cambiar de actitud. Todos podemos hacerlo, el primer paso es tener bien claro siempre a donde queremos llegar.

Por último, hay dos formas de llegar a darnos cuenta de las cosas. Uno es por experiencia propia, y la otra es siendo muy observadores de que es lo que hacen las personas exitosas para llegar a serlo. Las dos son válidas, pero siempre es bueno seguir los buenos ejemplos, sin dejar de ser nosotros mismos

About Elliot Jakubowicz

Si te gusta mi blog, me encantarìa que me acompañes en este viaje, siguiendo y comentando mis publicaciones desde aquì y compartiendolas en FacebookTwitter y Google+, para poder entre todos, transmitir y contagiar, esto de ser POSITIVOS SIEMPRE y vivir de forma plena.

Deja Tu Opinion

*